El ascensor, el origen de un invento con una larga historia

Te llamamos gratis:

El ascensor, el origen de un invento con una larga historia

4th septiembre, 2019
historia ascensor

El ascensor es y siempre ha sido uno de los inventos que mayores cambios ha sufrido a lo largo de los años y que mejor se ha integrado en nuestra sociedad. Lo utilizamos para sortear escaleras, visitar monumentos, acceder a trabajo e incluso para movernos en nuestra propia vivienda. Pero, los usos de este invento son a menudo tan desconocidos como sus orígenes. Para entender cómo el ascensor ha llegado a ser lo que es hoy en día debemos remontarnos años atrás, a una época sin inmensos rascacielos ni modernos ascensores de diseño.

Si pudiéramos viajar a la antigua Roma encontraríamos un joven Marco Vitruvio que ya hablaba de la elevación mediante un sistema de poleas de manivela y contrapesos para su uso como montacargas. A pesar de su utilidad, no fue hasta varios siglos después cuando el rey Luis XV mandó construir el primer ascensor en el palacio de Versalles, el cual utilizaba para visitas a sus amantes alojadas en las diferentes plantas del palacio evitando así las escaleras y zonas comunes para no llamar la atención. Este ascensor privado, aunque más cercano al concepto que todos nosotros tenemos de esta máquina, todavía utilizaba un sencillo sistema de contrapesos para su desplazamiento, y no fue hasta el año 1829 cuando llegó a Regent’s Park en Londres lo que se conocería como el primer ascensor mecánico del mundo, una atracción turística abierta al público que no ofrecía una utilidad más allá de satisfacer la curiosidad de sus visitantes.

Fue en Nueva York en 1857, momento en que la empresa E.G Otis construyó para los grandes almacenes Haughwout el primer ascensor abierto al público para su uso como elevador. Este ascensor lograba abarcar hasta cinco plantas de estos grandes almacenes de Broadway. De hecho, Otis es considerado actualmente como el padre del ascensor moderno tal y como lo conocemos.

Si continuamos viajando en el tiempo hasta el año 1889 descubrimos a un León Edoux que instaló en la Torre Eiffel de París un ascensor capaz de ascender ciento sesenta metros, ya utilizando la palabra “ascensor”, que él mismo acuñó años atrás en 1867. Lo realmente curioso de este sistema instalado en la Torre Eiffel es que continuó utilizándose hasta 1984.

Estos sistemas comentados no dejaban de contar con una limitación, la tecnología utilizada para generar el movimiento. Es en el año 1887 cuando la empresa Siemens&Halske desarrolla el primer ascensor eléctrico del mundo, con la capacidad de desplazarse dos metros por segundo, y sirvió para introducir en 1894 la dirección por botones que todos conocemos y utilizamos hoy en día. Este mismo sistema eléctrico permitió crear en 1908 el primer ascensor capaz de ascender y descender 200 metros, y dio paso al diseño de edificios cada vez más altos, hasta lograr ascender en los rascacielos que hoy en día encontramos alrededor de todo el mundo.

Como hemos visto, el origen del ascensor no solo sentó las bases de los sistemas que hoy en día utilizamos en diversas industrias, sino que se convirtió en un invento utilizado por todos hoy en día y que facilita nuestras vidas.

En Grupo Oelcun nos especializamos en eliminar barreras arquitectónicas y hacer accesible la vida de nuestros clientes. Contáctanos e infórmate de nuestra amplia oferta adaptada a cada proyecto.